Una medalla olímpica

Todo empezó en el 2000. En esa época, trabajaba de Consejero técnico en Compex -empresa suiza de electroestimulación- y me dedicaba, entre otras cosas, a asesorar a los deportistas de élite y a sus entrenadores, para optimizar el uso de los electroestimuladores y que los utilizasen dentro de su entrenamiento (hasta ese momento, un método poco conocido como entrenamiento, pero usado en rehabilitación). Sigue leyendo