Un profesional del deporte campeón (ya) cuando no éramos campeones de nada más

Moi en acción

A un adolescente español le puede parecer de lo más normal que su país sea campeón de Europa y del mundo de fútbol, que haya sido también campeón de baloncesto, de balonmano, campeón olímpico de waterpolo, que tenga un campeón de F1, que gane todo en todo tipo de motos, el Dakar, que tengamos el mejor jugador del mundo de tenis y muchos de los mejores, lo mismo en el triatlón y (no sin polémica) en el ciclismo, que se hable de la ÑBA, etc., etc.

Pues, bien, todo esto es nuevo. Antes no era así. Había algún ídolo suelto como Manolo Santana, Orantes o Gimeno en el tenis, algún héroe moderno como Martín Bahamontes, Pedro Carrasco o Ángel Nieto y siempre un puñado de pioneros que “estuvieron entre los mejores”, como Mª Paz Corominas o Mariano Haro. De vez en cuando, sonaba la flauta y nos acordábamos de que tal nadador de una universidad americana era hijo de españoles y teníamos la suerte de que ganara medallas para nuestro país, diciendo que estaba “muy contentou…” Tuvimos también chiripa, como con el recordado Paquito Fernández Ochoa en Sapporo, que luego las politizadas federaciones no supieron ni quisieron aprovechar. También tuvimos alegrones que hacían prever un futuro brillante, como la medalla de plata de los Epi, Solozábal y cía. contra el joven Michael Jordan y su fantástica banda en los JJ.OO. de Los Ángeles.

Pues bien, ya en esa época, sí éramos regularmente campeones del mundo de algo: de hockey sobre patines. Su bastión era Cataluña, en donde estaban todos los mejores equipos, con unas pocas y honrosas excepciones.  El jugador mítico: Joan Sabaté, del Reus Deportiu.

Curiosamente, era el deporte de Juan Antonio Samaranch, pero no pudo lograr que se hiciera olímpico.

Ahora, para este deporte, la cosa sigue bastante parecida: somos campeones casi siempre, la mayoría está en Cataluña y el Barça de hockey creo que es el equipo más laureado de cualquier deporte, en el mundo.

Pero afortunadamente, también hay “héroes anónimos”, deportistas de élite que no están bajo los focos mediáticos, y uno de ellos es un gran tipo y un amigo: Moi Escudero.

Bajar la entrevista de este gran jugador de hockey a Bienestar&Competición es para mí un honor y un gusto, ya que respeto y admiro a Moi y, a la vez, con él se pueden sentir homenajeados tantos y tantos competidores serios, profesionales modestos que, si bien su esfuerzo es el mismo que el de las grandes estrella de los deportes más mediáticos, sólo se lo reconocen en su pequeño círculo…

www.getafecf.info/noticias/deportes/club_patin_alcobendas_2010-11/moises-escudero-patin-alcobendas-nunca-tuve-mitos-aunque-si-personas-en-las-que-mirarme.html#

Un comentario en “Un profesional del deporte campeón (ya) cuando no éramos campeones de nada más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s